8 claves para emprender bien

Y cuando digo “emprender bien” quiero decir de una manera realista, enfocada, sostenible, saludable, feliz, sin quemarnos…
¡Ahí van!
1. Mide todo lo que hagas. Que cada hora que dediques al trabajo te lleve visibilidad, dinero… además del disfrute, obviamente. ¡Algo! Marcar una rutina diaria es básico.

2. Las relaciones públicas presenciales son vitales en las primeras fases de una marca. Aquí tienes algunos ejemplos:
– Charlas y demostraciones (¿Gratis? Valóralo estratégicamente). Fuera de nuestras instalaciones (en caso de que tengas), para llegar a gente nueva donde haya nuestro cliente potencial.
– Presencia en medios de comunicación que siga nuestro cliente ideal.
– Venta a través de terceros –bien seleccionados- que ganarán comisión, el llamado marketing de afiliación.
– Sorteos y entrevistas con bloggers bien posicionados y que siga nuestro cliente ideal.
– Regalar nuestro producto a líderes de opinión bien escogidos…

3. Y es que en una primera fase hay que hacer muuuuuchos contactos, porque la mayoría de veces se genera la confianza cuando ya nos han visto 7 veces.

4. El blog, las redes, los vídeos, el boletín electrónico… La mayoría de veces, todas estas herramientas, que se engloban dentro del marketing de contenidos, están pensadas para la fidelización, no para la captación (en este vídeo de lo cuento mejor).
Como contamos en nuestro ebook Misión: Marketing, hay que establecer un calendario de contenidos alineado con nuestros objetivos empresariales, y que el contenido sirva para “recoger”, es decir, evidenciar el siguiente paso -como si fuera una yincana- a nuestro seguidor. El contenido debe ser útil y, también, aspiracional, ya que estamos construyendo una marca humana, y porque el 85% de la decisión de compra es emocional.

5. Para nuestra profesionalización, hay que saber los números que movemos: costes y beneficios esperados. En base a esto, fijar tarifas realistas.

6. Debemos poder explicar rápidamente, de manera sencilla, qué hacemos, para quién y por qué. Y por qué somos diferentes y la mejor opción para ellos.

7. Nuestra marca debe estar al nivel de lo que queremos conseguir (Compártelo en Twitter). Por lo tanto, catálogos, papelería, puesta en escena… todo debe ir en concordancia.

8. Es bueno alargar el ciclo de vida del cliente, tanto a nivel de producto/servicio que le pueda interesar como comunicativamente (el CRM es clave). Queremos ser un producto de primera necesidad, no una pijada prescindible y sustituible (Compártelo en Twitter). La experiencia que viva el cliente es básica.

¡Ojalá alguna de estas 8 claves te haya ayudado a hacer “clic”! ¿Cuál vas a empezar a implementar a la de ya?

banner working happy

¿Quieres más artículos como este? Inscríbete al boletín electrónico que publicamos en Txell Costa® Group

Con consejos de comunicación y marketing y para estar al día de todas las actividades y proyectos en los que participamos. Además, ¡recibirás un regalo de bienvenida!

FacebookTwitterGoogle+LinkedInWhatsAppEmailPrint

Leave a Reply

Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros, para recopilar información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, generada a partir de sus pautas de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies
Follow my blog with Bloglovin